SOY LO QUE SOY

Yo les quisiera decir que solamente mi corazón sabe lo que les quiero, este trabajo es importante para mi vida, yo soy un tremendo enamorado de las prudentes y calmadas, de las que he bebido lo mejor de mis clases. Si hay alguna cosa que puede valer la pena sin ninguna duda, ha sido influenciado por los maestros de ustedes, y si ustedes hoy se sientan delante de mi para escuchar lo que ya se había escuchado antes en estos mismos lugares durante tantos años, muchos años antes de que la educación cambiara tanto, es para mi corazón una tremenda alegría, además el hecho de poder sentarme en el mismo lugar que se sentaron tantos profesores y muy buenos y tanta gente importante, es para mí, una satisfacción tremenda.

Yo soy Arley Aragón Muñoz y allí no termina la cosa, yo soy el hijo de Blanca y con eso es suficiente, con varios hermanos, unos jazmín, otros viento. Tengo una esposa y varios cuñados que me dieron una hija muchos sobrinos, más aun, muchas esperanzas, unos parecen clavel, otros fuego, como para no andar contando todito lo que tengo, caray..... Lo tendría todo, si no me faltara el miedo.

Yo soy amigo de Edgar al que una noche el vino le quedó chico, y se le dio por morir, soy el educador de mi pueblo. Se robar, o supe robar, se mentir o supe mentir, y se de cuantas maneras el hombre puede vivir. Si yo vengo de cualquier parte y pa’ cualquier parte voy, y no de donde creo que vengo, pa´ mi nada es extranjero. “Yo no enseño con el pico sino siento con el cuero” como decía mi madre, o seguirá diciendo pero allá  en el cielo, siempre todo es redondo.

Al odio no lo cultivo por falso y traidor al hombre, te hace ver como gigante al más miserable enemigo, y si tengo un enemigo, y si de mi enemigo no hago un amigo, para que hago la guerra. Un marcador me basta para contar lo que pienso, no me interesa el paquete, sino lo que trae adentro.

No se puede construir sobre esperanza ni miedo, la libertad es la herramienta y la justicia el cimiento. El paso que yo he dado atrás no es de miedo, yo retrocedo de frente, y es para tomar más impulso, el día que yo me muera no habrá que usar la balanza, pues pa´ velar a un profesor, con una vela alcanza.

Prefiero seguir a pie y no en caballo prestado, alguien por una manzana va siempre quedando atrasado, siempre llega primero el que va más descargado. Doy la cara al enemigo, la espalda al buen comentario porque el que acepta un halago empieza a ser dominado, el hombre le hace caricias al caballo…, pa´ montarlo. Y me acuerdo que el sabio San Mateo me enseñó alguna vez que nadie puede esclavo, y menos de dos señores. Que no se puede amar a Dios, al igual que los ladrones.
Entonces si vengo de cualquier parte y pa´ cualquier parte voy, mi camino es infinito si es que mi camino es Dios, sin que nada me detenga a no ser el mar, el sol o donde hay alumnas y personas que nutren mi devoción o si alguna necesita una mano, un consejo, un perdón. Me gustan las que se callan y me gustan las que cantan, y de tanto andar conmigo me gusta lo que me pasa, porque uno no vive solo, porque lo que le pasa a uno le está pasando al mundo única razón y causa, pues todito es tan perfecto como perfecto es Dios que se mueve una estrella cuando arranco una flor, por eso si hay uno, hay dos. Supe el diablo la noche que al hambriento dije no, también esa noche supe que el diablo es hijo de Dios.

Ando solo por la vida con tono indominante, modestamente profesor, sin pretensión de enseñar, porque si el mundo es redondo no sé que ir adelante, andar y andar siempre andando, nada más que por andar, no vine a explicar el mundo, solo lo vine a mostrar, no quiero juzgar al hombre, al hombre quiero encontrar, mi condición es la vida y mi camino educar, educar y contar la vida es mi manera de andar.

Un día llegue a la factoria y conocí a un anciano que a falta de inteligencia, se le dio por ser muy sabio. Le pregunté por Jesús una noche en dulce viento y ahí mismo lo conocí, cuando me alcanzó una estrella.

Yo bailo con mi canción y no con la que me toquen, yo no soy la dignidad pero si el que la provoca, si ya conozco el camino por qué voy a vivir acostado, si la dignidad me gusta pa´  qué voy a vivir de esclavo, elegir yo siempre elijo más que por mi por el ser humano, y si he elegido ser alguien es por amor al ser sobrehumano. Perdón si me propasé y me puse moralejo, nadie puede dar consejos, no hay hombre que sea tan viejo, y me acuerdo, porque lo primero que un educador debe tener es buena memoria, me acuerdo que el apóstol Santiago enseñó cual es la verdadera religión, la de servir a los demás, y tener una vida intachable



-profesor, ARLEY ARAGON MUÑOZ

Comentarios

Entradas populares de este blog

DEL AMOR AL ODIO HAY UN PASO, YO DECIDÍ NO DARLO

NEGRA SOY